Notas blancas, notas negras

Notas blancas, notas negras

En 1982 sonaba este éxito ochentero, Ebony & Ivory, de McCartney interpretada junto otro peso pesado, Steve Wonder. La letra, inspirada en las teclas del piano, blanco y negro, juntos en armonía, a lado y lado del teclado de mi piano, y las dos hacen la música. Son mensajes de igualdad e inclusión, de artistas que hacen su aporte a la lucha contra la discriminación.
No hay que ir muy lejos, los problemas de nuestra ciudad se parecen a las de cualquier otra del mundo. Venezuela, con su crisis, ha generado un gran desplazamiento humano, cientos de venezolanos vienen a buscar trabajo, cada uno de acuerdo con sus condiciones. Muchos llegan caminando y es fácil verlos por las carreteras cargando a cuestas su pena y las pocas pertenencias que logran traer. Es tal el hambre en su país, que se combate con un “quitaruido”, es tan irreal que debe explicarse. Un banano cuesta menos de un centavo de dólar, es fuente de energía, alto en potasio, fibra y otros minerales, inclusive proteínas, y, quita el ruido del estómago. Triste analogía, pero real.
Somos del mismo color, hablamos el mismo idioma, y sin embargo los discriminamos. A pesar de los problemas que traen estas olas migratorias, siempre hay un lado B, y positivo. Llegan personas que quieren hacer las cosas bien, proteger a su familia, aportar y dejar en alto el nombre de su país. No se debe generalizar, no creamos en los estereotipos. Las fronteras solo existen en los mapas.

Sin comentarios